0

¿Qué son las carillas dentales?

Las carillas dentales son unas láminas que se colocan en la parte visible del diente para mejorar pequeñas imperfecciones del diente. Así como fracturas, problemas de color, problemas de caries,etc. Son una solución temporal al problema y busca mejora la estética dental (de ahí que se las conozca como carillas estéticas).

carillas dentales-clinica dental mostoles

Colocación de las carillas dentales

La colocación de las carillas dentales es muy sencilla. Pues una vez establecida la tonalidad, la forma de la carilla y el tipo (que veremos más adelante) se crea y se pega a la superficie del diente por medio de una especie de cemento dental.

Normalmente, solo se necesitarán dos o tres visitas a la clínica para la colocación. Pues en la primera se le explicará al dentista el problema (mal color, fractura…) y el dentista puede que nos recomiende la colocación de estas carillas. En la segunda y en la tercera visita, se realizará la colocación. El odontólogo explicará al paciente cómo debe cuidar sus dientes y las carillas.

Utilidades de las carillas dentales

Las carillas dentales pueden colocarse en cualquier diente. Tanto en la parte superior como la inferior, pero no se suelen recomendar en los dientes posteriores. Esto se debe a que ahí es más común el uso de coronas, que son más resistentes.

Sin duda, las carillas dentales tienen una función estética importantísima. Se suelen utilizar para mejorar las posibles imperfecciones de nuestra dentadura. Por ello, se utilizan sobre todo para cubrir roturas, fracturas, desviaciones y espacios interdentales, para corregir el color de los dientes, para cambiar la apariencia de dientes “anormales” (más pequeños o más grandes, desalineado)…

Por otro lado, también es muy importante el uso que se le ha dado como un tratamiento de blanqueamiento dental, ya que no implica tener que trabajar sobre el diente.  

Tipos de carillas dentales

carillas dentales-clinica dental mostoles

Hay dos tipos diferenciados según el tipo de material con el que están fabricados: carillas de composite (una resina) o de porcelana.

Carillas de composite

Este tipo de carillas dentales se fabrican directamente sobre el diente. Aplicando la resina en él y dejando que se endurezca. Son más baratas pero duran menos y son más frágiles.

Carillas de porcelana

Este tipo de carillas dentales se fabrican en un laboratorio antes de la implantación en el diente. Son más caras pero suelen tener mejor durabilidad y estética.

Por último, las carillas se deben limpiar como nuestros propios dientes. Por lo que, no hay que tomar ninguna medida específica.

En conclusión, las carillas dentales pueden ser una auténtica salida para mejorar nuestra estética dental y con ella nuestra sonrisa. Sin embargo, nunca pueden ser un sustituto a los tratamientos.  Antes de su colocación debemos tratar la imperfección que queremos cubrir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *