0

¿Qué es el dolor orofacial?

El dolor orofacial es el dolor que se experimenta como resultado de un impulso doloroso provocado por lesiones en la boca o cara, enviado al cerebro a través del nervio trigémino.

dolor orofacial-clinica dental nadal- clinica dental mostoles

Es un dolor muy común, ya que lo suele experimentar el 6% de la población frecuentemente, mientras que millones de personas lo experimentan de vez en cuando.

Tipos de dolor orofacial

Existen varios tipos de dolor orofacial, dependiendo en gran medida de dónde experimentamos el dolor. Puede ser de origen buco-dental, temporo-mandibular, neuralgia craneal o muscular.

Por otro lado, los más comunes suelen ser: el mucoso, el dental y el masticatorio.

1.El dolor mucoso

El dolor mucoso puede estar causado por muchos factores, como el alcohol, el tabaco, los fármacos, las prótesis…

El lugar de la lesión y el origen del estímulo suelen coincidir. Por lo que cuanto mayor estímulo se produzca en el lugar de la lesión, mayor será el dolor que experimentará el paciente.

Se suele diferenciar entre mucosa oral (ampollas o vesículas) o en las encías (donde se puede producir gingivitis o periodontitis).

2.El dolor dental

dolor orofacial-clinica dental nadal- clinica dental mostoles

El dolor dental suele producirse por la aparición de caries en uno o varios dientes o encías. Suele causar un dolor muy localizado, por lo que se solucionará acudiendo al dentista, que tratará la caries lo antes posible.

3.El dolor masticatorio

El dolor masticatorio se relaciona con los músculos de la masticación o con la alteración temporo-mandibular. Normalmente, está causado por lesiones articulares o por el bruxismo.

Trucos para tratar el dolor orofacial

En primer lugar, debemos saber que el dolor orofacial, como puede estar causado por distintas facetas, se podrá tratar mediante la odontología, la fisioterapia y la traumatología. Según el lugar donde se localice el dolor se debe acudir a uno u otro especialista.

Además, últimamente  en las clínicas dentales se están utilizando equipos de ultrasonidos que transfieren ondas mecánicas. Mediante un gel permiten que se transmita energía por la vibración. Gracias a esta vibración aumenta la temperatura de los tejidos de la zona. Por lo que se mejora la cicatrización y el paciente no siente el calor.

En definitiva, si experimentamos algún tipo de dolor orofacial debemos acudir inmediatamente al especialista que nos diagnosticará el tratamiento específico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *