0

Cómo afecta la pérdida de dientes

La pérdida de dientes es muy habitual en las personas adultas y los motivos pueden ser de lo más diversos, como, por ejemplo, por la extracción de un diente, por un accidente, una enfermedad, entre otros. Cuando esto ocurre, mucha gente se plantea si es realmente necesario sustituirlo.


Se recomienda realizar la sustitución del diente para evitar problemas futuros.


Razones para solucinar la pérdida de dientes


Razones estéticas

Cuando perdemos un diente nos queda un hueco vacío en la boca, por lo que muchos pacientes acuden al dentista para rellenar ese espacio por razones puramente estéticas, sobre todo, si se encuentra en una zona visible. Sin embargo, este no es el único motivo por el que debemos reparar el hueco. Hay motivos que hacen que sea aconsejable solucionar este problema y así evitar que se produzcan una serie de consecuencias que podrían afectar a nuestra salud bucodental.


Disminuye la capacidad de masticación

Una de las razones para realizar un implante dental, es que ese espacio vacío que tenemos disminuye la capacidad de masticación, sobre todo, si son los dientes de la parte posterior de la dentadura, ya que es la parte que empleamos para triturar gran parte de los alimentos que consumimos.


Desgaste en los dientes

Si estamos comiendo y tenemos un hueco, la comida rozará con nuestra encía provocando molestias. Esta incomodidad nos llevará a masticar la comida por otro lado de la boca, provocando un desgaste de los dientes.


Los dientes pueden moverse

También encontramos el riesgo de que los dientes colindantes se muevan, tratando de llenar ese espacio vacío de la pieza. Cuando se mueve y cambia de posición se producen contactos o espacios que no estaban anteriormente y esto puede dificultar la higiene bucal y con ello, favorecer a la aparición de bacterias u otros problemas que pueden causar hasta más pérdidas de dientes.


Disminución ósea que sujeta el diente

Por otro lado, existe el peligro de que el hueso se reduzca rápidamente hasta llegar a atrofiarse. Esto se debe a que la masa ósea va disminuyendo y provocando un impacto estético en el rostro, ya que se va hundiendo la zona de los labios y las mejillas, debido a que empieza a desaparecer el soporte en el que se apoyan.

Por estos motivos, debemos sustituir los dientes que hemos perdido para evitar futuros problemas y la mejor forma para realizar esto, es mediante implantes dentales, que es la mejor solución estética y funcional para nuestra boca y salud bucodental. De todas formas, su dentista le hará un diagnóstico para garantizar el servicio más apropiado para su caso en concreto.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *